21/11/11

Aquellos falsos Reyes...

Hola, Scila. Como ya comenté en otra ocasión, estuve en la Sabinosa en la expedición 167, en octubre de 1955, hasta enero de 1956, ya dije que pasé allí las fiestas de Navidad y Reyes, pues bien he conseguido encontrar unas fotos, en donde se puede constatar lo “majos y majas” que eran la personas que estaban a nuestro cuidado. En una de las fotos (soy de los que estamos de pie, el de la derecha) podréis apreciar que tenemos unos tableros de ajedrez que nos trajeron los “reyes”, también había algún parchís y la oca, todo un detalle, claro que… todo tenía alguna pega en aquel lugar, pues para evitar que otros niños nos lo pudieran robar y así evitar un posible conflicto, nos dijeron de guardarnos tan “maravilloso detalle”, que de manera tan altruista nos habían obsequiado. 
Eso hicimos, dárselo a nuestras “señoritas” para que nos los guardaran, pero hete aquí que a la hora de reclamarlo para jugar, nos dijeron que no era posible, que habían desaparecido todos. Con el tiempo pensé que lo más seguro, es que aquellos juegos, pasaran de chico en chico cada seis de enero, y que jamás fuesen usados para jugar con ellos.
Es una anécdota más de las muchas que le vienen a uno a la memoria, esta no es de las peores, pero aunque no había un maltrato físico, si lo había sicológico, pues nada más cruel que darle algo a un niño, hacer que se ilusione, y quitárselo después.
Las peores eran donde se daban los dos casos juntos como, hacerte comer lo vomitado, acompañado de algún capón (no siempre con los nudillos) o un pescozón dado con toda “mala uva”.
Mando otra foto donde estoy con un niño, del que por desgracia, no recuerdo como se llama, solo sé que algunos chicos se “metían” mucho con él, y yo no lo hacía, por eso quiso fotografiarse conmigo, para contárselo a su madre.

Bueno “Sabinosos” a ver si os dejáis caer por aquí, tal vez alguno pueda reconocerse en las fotos, me daría una gran alegría.
Abrazos a todos.
Carlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu correo, un comentario y tus fotos de aquel lugar y lo publicaremos de inmediato, tal vez así encuentres antiguos compañeros. Remítelo al correo del Blog: scilas@gmail.com
No permitimos el acceso a tus datos sin tu consentimiento.