22/7/15

Para que no nos ovidemos.

Hola de nuevo Sabinosos, soy Ricardo, ya tuve el placer de relatar parte de mi desventura en esa pequeña 'ciudad castigo' que era la Sabinosa a la cual me mandaron un buen día, no recuerdo muy bien el motivo, ni la razón, ni tampoco que pretendían los que decidieron tomar esa decisión, como podéis imaginar sin consultarme, entonces los niños teníamos poco que opinar.
Pero bueno, a lo mejor lo hicieron por mi bien pero ya es tarde para saberlo.
Ya voy a cumplir los 63 años y puedo contarlo aunque tenga pocos recuerdos quiero recordar que me llevaron por el año 62 o 63 en Marzo o Mayo. Recuerdo que me llevaron a la Plaza España de Madrid y de allí en un tren hasta la Sabinosa. A mi vuelta hacía la capital nos  tiraron en un tren y a la llegada a la estación de Atocha mi madre y mi tía no me reconocieron de lo elegante que me pusieron con el pelo al cero, unos pantalones cortos y una capa como los ferroviarios, "el niño estaba para comérselo".
Bueno, en mi anterior comparecencia en el mes de diciembre del 2011 expuse algunas de mis vivencias que no son muy boyantes que digamos, sobre todo el paso por las duchas y las comidas, por lo menos para mí, fueron un calvario los zapatillazos por rascarte la nariz o moverte en la siesta.
Por ultimo, de momento me gustaría que todos los que pasaron por el preventorio, tanto los que lo pasaron mal como yo, como los que lo pasaron menos mal se animaran a escribir lo poco o mucho que recuerdan pues tenemos que ser miles los que pasamos por aquella experiencia única para bien o para mal. Animo a todos los sabinosos para que esto no se olvide.
Un saludo.
Ricardo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu correo, un comentario y tus fotos de aquel lugar y lo publicaremos de inmediato, tal vez así encuentres antiguos compañeros. Remítelo al correo del Blog: scilas@gmail.com
No permitimos el acceso a tus datos sin tu consentimiento.