5/6/12

Fernándo, de Tarragona.



HOLA. Me llamo Fernándo, tengo 54 años y me acabo de enterar por mi hija del articulo publicado por el Diari de Tarragona sobre los niños de La Sabinosa. 
Creo que fui uno de ellos, y digo creo porque  no sé cómo se llamaba aquel siniestro lugar al que me envió mi madre en el año 1965 ó 1966. Mi hija ha reparado  en el artículo recordando las veces que me ha escuchado contar que estuve en unas colonias en Tarragona. 

Conservo una foto que  os adjunto, pero mis recuerdos son muy borrosos. Apenas si recuerdo el comedor  o los dormitorios, pero sí la salida desde Madrid. Dormíamos en el suelo del tren junto a la calefacción. 
En la foto que aporto se puede observar el famoso corte de pelo y la que, creo recordar, era la señorita Emilia que nos pegaba cada dos por tres. También recuerdo las salidas a la playa, aunque yo fui en invierno, y alguna excursión a una ermita con el suelo cubierto de algarrobas. En una ocasión fuimos al campo de futbol del Tarragona que jugaba contra el Cordoba. En otra ocasion jugamos un partido de futbol en un campo de tierra con equipación, yo jugué de portero. 
A mi regreso mi madre me contó que me envió varios paquetes con colacao, chocolate y tebeos que jamás recibí. En fin, lo único que puedo decir es que mi mejor recuerdo fué, llegando a Madrid, ver a mi madre en el andén con un regalo para mí.
Las sensaciones que que he conservado siempre de aquella estancia ha sido siniestra, quizá por ello mi subconsciente lo fue borrando. Siempre he tenido curiosidad de saber donde estaba ese lugar y, paradojas de la vida, ahora vivo al lado, en Torredembarra. Así que no tardaré mucho en ir a visitarlo, un saludo a todos.