17/9/15

De C de Luis para la seño.

Apreciada “seño” L:
Permíteme que te hable de tú, pues es de la manera que me suelo dirigir a las personas que aprecio y respeto, (a banqueros, políticos y curas los trato de usted) también por la edad, pues seguramente en el año que estuve allí, tu aún no habías empezado a trabajar en la institución. Quería agradecerte tus buenos deseos hacía los sabinosos, de que tuviéramos unas felices vacaciones, aunque en mi caso, hace ya unos cuantos años que las tengo permanentes, (es lo que tiene la jubilación) espero que también las tuyas hayan sido de lo mejor.
En tus comentarios nos dices del maravilloso cielo estival cuajado de estrellas que entonces se veían desde la Sabinosa, ¡ojala! yo pudiera recordar algo así, pero aparte de que estuve en invierno, no creo haber mirado al cielo, más bien nos hacían mirar al suelo en más de una ocasión, eso sí con la cabeza entre las piernas. Te digo lo anterior, porque soy aficionado a la astronomía y miro mucho al cielo, pero no recuerdo haberlo hecho en mi estancia por aquel lugar.
Espero nos cuentes tu experiencia de tu paso por allí, y conocer tu punto de vista como cuidadora, aunque ya te he dicho que llevo más de seis años jubilado, hasta entonces he trabajado como educador social, también he llevado a niños y niñas a campamentos de verano y para mí ha sido una gran experiencia, pues se les consideraba niñas y niños marginados, aunque en realidad eran familias con escasos recursos tanto económicos como educativos.
En espera de tus recuerdos de entonces, recibe un 
afectuoso saludo.




C. de Luis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu correo, un comentario y tus fotos de aquel lugar y lo publicaremos de inmediato, tal vez así encuentres antiguos compañeros. Remítelo al correo del Blog: scilas@gmail.com
No permitimos el acceso a tus datos sin tu consentimiento.