3/4/09

Respuesta al comentario de Jesús

Tienes razón, es muy complicado encontrar a alguien tras tantos años, pero sigue llamándome la atención que, de entre los reaparecidos, nadie sea del grupo de nadie.
En cuanto a cómo nos fue la feria a cada uno, es también muy habitual que eso ocurra. Había, sin duda, cuidadoras "normales", si tuviste la fortuna de caer con una de ellas, pues sin malos tratos las cosas cambian mucho. Ten en cuenta que el mero hecho de estar a cientos de kilómetros de las familias para muchos ya era algo doloroso, si se le suman los castigos físicos, la mala comida, el pánico al instructor- imagínate a los que les tocó comerse su vómitos, qué recuerdos pueden tener- si eras uno de los meones... todo eso se iba sumando y terminaba por ser una situación terrible.
Pero evidentemente cada quien cuenta la feria como le fue y no me parece nada extraordianario que, como tú, haya otros críos que volvieron satisfechos de su estancia allí, les fue mejor que a la mayoría por las circunstancias que fueren. Y es comprensible que te sorprenda leer lo que aquí se dice, tanto como a nosotros saber ahora que había compañeros que no lo pasaban mal del todo.
Bueno Jesús, que espero verte por aquí más a menudo. Un abrazo.

Scila/

1 comentario:

  1. Anónimo4/4/09 2:17

    Hola, Scila, y demás compañeros. He de añadir a mi anterior comentario que de los vecinos de mi calle que estuvimos allí en esa época, nunca les he oído hablar mal de aquellas estancias (2 veces, pues repetimos) en la Sabinosa, todo lo contrario, pues cuando hablábamos en bastantes ocasiones de aquel lugar, siempre era para bien. Ya perdí la relación con ellos hace como unos 40 años, cuestión un poco normal, que sucede en la vida, todos nos fuimos yendo del barrio hacia lugares más alejados, y la amistad se pierde con el tiempo. Mi señorita, era la Señorita Domi, y tengo muy buenos recuerdos de ella. Si alguno quiere reconocerla, es la Sta. de la foto que he puesto aquí con fecha de 14-01-2.009. Yo soy el niño que está más a la izquierda de los tres.
    Bueno, Scila, como ves, acepto tu invitación (es un placer para mí) y aquí me tienes un ratito.
    Un saludo.

    Jesús, de la calle Porfirio. Tetuán.

    ResponderEliminar

Déjanos tu correo, un comentario y tus fotos de aquel lugar y lo publicaremos de inmediato, tal vez así encuentres antiguos compañeros. Remítelo al correo del Blog: scilas@gmail.com
No permitimos el acceso a tus datos sin tu consentimiento.