Follow by Email-Seguimiento por correo

Translate-Traducción

La Sabinosa - Scila

Punto de encuentro para los sabinosos.

Archivo del blog

1/4/09

A cuenta gotas

Con lentitud pero, gota a gota, los ex sabinosos van acudiendo al Blog. Curiosamente a pesar de la veintena de compañeros identificados nadie recuerda a nadie. La explicación es fácil, fuimos miles los que pasamos por aquel lugar siniestro y es comprensible que sea casi una lotería coincidir con gente del mismo año y en el mismo pabellón. La incomunicación- inexplicable- a la que nos sometían impedieron que nos conociésemos unos grupos con otros.

De todas formas, el Blog está ahí, una puerta abierta al reencuentro con la Sabinosa, con el Preventorio o, campo de concentración infantil, como algunos lo llamábamos. Invito a cualquiera que lea este blog y haya estado en la Sabinosa, o conozca a alguien que estuvo, que nos deje su comentario y un correo de contacto.

Salu2/Scila

1 comentario:

Anónimo dijo...

Yo sí recuerdo a compañeros. Unos porque éramos vecinos, y recuerdo sus nombres, aunque hace más de 40 años que no nos vemos. Hay otros compañeros que recuerdo de aquella época, pero no recuerdo sus nombres. Ten en cuenta, Scila, que sino tenemos contacto con los compañeros de la mili, que al fin y al cabo esta época es ya de adultos y podremos recordar algunos nombres y caras, difícil es que estemos en comunicación con los que pasamos por la Sabinosa hace 50 años, que no nos acordamos de los nombres y ya no tenemos sus caras, pues no tiene nada que ver un niño de 9 años con la de un prejubilado de 60 años.
El único hilo que nos une es este blog que has abierto y del que yo te lo agradezco.
Un apunte que quería hacer, es que parece ser que de los que aquí han dejado su opinión, yo soy el único que guarda buenos recuerdos de aquella época. Me pregunto por qué, y no encuentro explicación a esto, pues si para mí fueron buenos tiempos, y lo que yo veía en mis compañeros de pabellón era algo parecido (excepto cuando aparecía el instructor), no entiendo que para vosotros fuera como un campo de concentración.
Un saludo cordial, a todos.

Jesús, de la calle Porfirio. Tetuán.